Copyright © Daniela Lorini All rights reserved

La Danza del bosque

TIPOInstalación visual 500 retazos de madera - 800 x 200 cm
AÑO2016
LUGAR DE EXPOSICIONCentro Simon I Patiño
Santa Cruz de la Sierra, Bolivia

Tal como un ballet, esta danza armoniosa de arboles que componen el bosque es un homenaje a estos seres vegetales majestuosos e impávidos a los cuales, según Baudelaire, el hombre presta voluntariamente sus pasiones, sus deseos y su melancolía. Los retazos de madera que componen la instalación emulan a estos individuos que, apenas salidos de la tierra, parten hacia la conquista de las alturas en su búsqueda de luz y emergen triunfantes de las tinieblas del inframundo. La luminosidad de la obra destierra esta victoria de la luz sobre la oscuridad que hizo del árbol el modelo de perfección y de armonía. Por su inmovilidad ellos han desafiado y dominado al tiempo. Portadores del mensaje de la naturaleza ellos son el refugio y el hábitat de una multitud de especies de insectos, plantas y animales. Verdaderos alquimistas, ellos son capaces de temperar el clima y hacer llover. Ellos motivan sagacidad, paz y espiritualidad, encarnan el grandor, la vida y el conocimiento y son por Jung un medio de expresar lo inexpresable. La Danza del bosque no es otra que la celebración alegre de esos seres complejos, enigmáticos, a la vez familiares y de una fuerte conexión que nos une a ellos. Esta misma conexión que hacia decir a Víctor Hugo «Arboles del bosque, ustedes conocen mi alma»